La aerotermia es una tecnología de energía que utiliza el aire exterior como fuente de energía térmica para calentar y enfriar edificios.

La aerotermia utiliza una unidad exterior que extrae el calor del aire y lo transfiere a un fluido térmico, que a su vez lo distribuye por el edificio mediante una red de tuberías. Esta tecnología es muy eficiente y sostenible, ya que utiliza una fuente de energía renovable y no produce emisiones de gases contaminantes. Además, puede ser utilizada tanto en edificios nuevos como en edificios existentes, lo que la hace una opción atractiva para mejorar la eficiencia energética de los edificios.